(22) ECOS DEL DESASTRE EN PERU / Rodrigo Restrepo G

. 3 de septiembre de 2007









En la imagen del Hospital de Chincha contrastan dos realidades: La estructura nueva que resistió al sismo, y la vieja estructura, de la cual sólo quedó la pared externa (Foto Restrepo, OPS-2007).


Al margen de los titulares y noticias de prensa sobre el desarrollo de la respuesta de las autoridades nacionales y locales ante el terremoto en Perú, quiero poner sobre sus mentes un par de reflexiones de lo vivido en Pisco hace dos semanas, luego de ver dos hospitales colapsados funcionalmente y de apoyar con el Equipo OPS a las autoridades de salud en la organización de la respuesta al desastre.


La primera reflexión apoya el aforismo que dice que "los desastres naturales no deberían existir". A pesar de la destrucción obervada en Cañete, Lunahuaná, Pisco y otras localidades pequeñas, se pudieron ver infraestructuras de viviendas y edificios comerciales y de servicios públicos que resistieron la magnitud del evento sísmico. La clave está en la prevención y en los preparativos.

La segunda reflexión, para no hacerme extenso, pues hay muchas más de las cuales escribiré pronto, tiene que ver con el tema de los hospitales seguros. Si no hubo más de una víctima en los dos hospitales grandes de Pisco fue porque las edificaciones no colapsaron estructuralmente; de lo contrario, la tragedia hubiese sido peor. Creo que es el momento de revisar este tema y, en especial, cuando los hospitales corresponden a edificaciones que son monumentos históricos. Pienso que por encima de esta condición debe primar la seguridad de empleados y usuarios y, por lo tanto, deberán realizarse las obras de reforzamiento estructural necesarias.

Y en general, dejo estas reflexiones para el sector salud.
  • En Preparativos. Nunca será en vano el esfuerzo que el sector salud realice en cuanto a preparativos ante situaciones de desastres. No basta con apropiarnos de teoría. Hay que desarrollarlas en simulaciones y probarlas en simulacros. Son para medirnos, no para criticar lo que se hizo mal. Siempre habrá enseñazas y cosas por mejorar. Se debe además evaluar la vulnerabilidad estructural, no estructural y funcional de las instituciones de salud.
  • En Mitigación. Implica transformar el diagnóstico de vulnerabilidad para reducirla a su mínima expresión. Realizar los proyectos necesarios para el reforzamiento estructural de los centros hospitalarios; realizar las obras necesarias para que los equipos de apoyo diagnóstico y terapéutico sigan funcionando después del evento adverso. Y organizar a la institución y al recurso humano para trabajar en momento de crisis.
  • En Respuesta. Implica tener muy claras las diferentes variables que, en salud pública, deben ser intervenidas para garantizar el sostenimiento y, de ser posible, el mejoramiento del perfil epidemiológico de la población afectada. Esto, obviamente, debe ser manejado interinstitucionalmente y debe ser tenido en cuenta durante los preparativos.

Todo lo que se emprenda en pos de los preparativos para eventos adversos hay que darle la continuidad debida y hacerlo bien desde el principio. El tema de los preparativos en el sector salud ante los eventos adversos debe tener la relevancia que se merece. Es una Función Esencial de la Salud Pública. Es un derecho de la humanidad.


Toma fuerza la iniciativa regional sobre hospitales seguros, que será promovida en la 27ª Conferencia Sanitaria Panamericana de octubre próximo, para desarrollar la campaña mundial de de hospitales seguros en 2008-2009.

3 comentarios:

Alvaro Campo dijo...

Y la prevención que??? a pesar del pragmaitsmo que le caracteriza, no olvidarla, nos ayuda en el desafío de la respuesta y nos aporta para la preparación los criterios técnicos suficientes que respaldan los proceso de mitigación.

alfredo dijo...

La experiencia ha mostrado que casi nunca estamos bien preparados en manejo de desastres porque se piensa que s�lo debemos estar preparados el gremio de salud, pero como bien lo dices es una funci�n esencial de salud p�blica, en la que todos los ciudadanos debemos involucrarnos.
En cuanto a seguridad f�sica , estructural hospitalaria hay que avanzar mucho todav�a, ya que las pol�ticas de gobierno no muestran interes en mantenimiento de construcciones, sobretodo antiguas.
Casi todo lo moderno, seguro y con las especificaciones t�cnicas adecuadas corresponden a la inversi�n privada.
Estoy leyendo tu blog, tiene mucho material, interesante y conciso.
Gracias por la visita y por la recomendaci�n a nuestros paisanos de Barranquilla, nuestra tierra.
Te felicito por tu noble labor humanitaria.

Carlos Alonso Rodriguez dijo...

Hola Dr Restrepo:

Quiero manifestarle que nos admira su interés por temas relacionados con la prevención de desastres y las falencias que en ese campo tenemos en latinoamerica.
Visitamos constantemente su blog y podemos dar fe de ese interés.
agradeceríamos sus comentarios en nuestro blog que ademas puede resultar interesante para complementar los temas que usted trata:
www.soringcolombia.blogspot.com
Cordialmente,
Carlos Alonso Rodriguez